viernes, 22 de junio de 2012

CONFESIÓN

 
CONFESIÓN
Tengo lo necesario para comprender que el mañana no vuelve,
que tuvo sus encantos para que ya nada queda,
saberse inquieto y estar tranquilo, vale todo,
se necesita bastante, porque ante la fuerza que se nos acaba,
Llega lo que no se pierde porque está la esperanza.
No hago alarde de lo que siento o quiera,
porque el corazón tiene a veces razones que no se entienden,
hacer que todo tenga un mejor remedio,
es darle lo justo a cada cosa.
Que todo tiene que nada falta,
es una necedad, siempre existe la necesidad de algo que se espera,
entonces penetra la imprudencia,
que perturba la luz de cualquier pensamiento.
No se imponen principios ni se puede detener el tiempo,
la vida pasa y con ella nosotros,
pensemos qué hacemos y cómo actuamos,
así conoceremos, sobre la base de los errores, como hemos sido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario